Fue más letal que las guerras mundiales. La ‘gripe española’ de 1918 acabó con entre 50 y cien millones de personas en todo el mundo (solo se libró la Antártida). Cuando se cumplen cien años de su aparición, surgen nuevos datos de esta plaga infernal